Seleccionar con Photoshop (I): La varita mágica

Seleccionar con Photoshop (I): La varita mágica
29 Oct 2012
En este tutorial de diseño vamos a ver cómo realizar una selección simple en Photoshop. Realizar una correcta selección del objeto que vamos a retocar es fundamental para obtener resultados adecuados.
 
A la hora de seleccionar, debemos estudiar las características de la fotografía antes de elegir la herramienta. Pueden darse dos circunstancias:

- Tenemos una fotografía sencilla, con una silueta definida.
- Nos encontramos ante una fotografía muy confusa, con demasiados elementos mezclados entre sí.

En este primer tutorial vamos a tratar el primero de los casos. Vamos a aprender a realizar selecciones sencillas con la varita mágica.

La varita es un utilísimo recurso de Photoshop que nos permite realizar selecciones por gama tonal. Esta herramienta nos permite regular una variable llamada Tolerancia, que controla hasta 250 niveles de tono, y que deberemos regular para realizar selecciones más precisas.
 
Vamos a comenzar con una sencilla fotografía que presenta una figura sobre fondo blanco. Para realizar una selección correcta escogeremos la herramienta varita mágica de la barra de herramientas y aplicaremos un valor de tolerancia de 50. Acto seguido, realizaremos un clic sobre cualquier zona blanca de la imagen y la figura quedará perfectamente contorneada.
 
 
En caso de equivocarnos, podemos recurrir a Selección > Deseleccionar o bien a Crtl+D para quitar la selección.
 
En este caso, hemos utilizado una tolerancia relativamente baja ya que la figura del perro presenta partes blancas que podrían mezclarse con el fondo si aplicamos una tolerancia mayor. (P. ej. Una tolerancia 100 selecciona gran parte de las zonas blancas del pelaje).
 
Antes de continuar vamos a profundizar un poco más en la herramienta varita mágica. Ya hemos visto que podemos regular la tolerancia, ahora vamos a estudiar el resto de opciones. Cuando seleccionamos la varita en la barra de herramientas vemos que en la parte superior de la pantalla se despliegan las siguientes opciones de herramienta:
 
 
Estos iconos representan el tipo de selección que queremos realizar. El primero de ellos sirve para realizar una selección nueva, es decir, elimina la selección anterior, en caso de que hubiera, y genera una nueva con los parámetros actualizados.
El segundo y tercer icono sirven para añadir o restar zonas a una selección ya hecha, es decir, mantiene la selección anterior añadiéndole o restándole las partes indicadas mediante un nuevo clic.
 
El cuarto icono, menos utilizado, sirve para intersecar selecciones, conservando la zona común entre ellas.

Ahora vamos a aumentar el nivel de dificultad. En este caso tenemos una fotografía de características similares pero con multitud de zonas blancas.

 
 
En este punto tenemos dos opciones, ir seleccionando una por una las áreas blancas, con la herramienta añadir a la selección; o bien, mucho más práctico, seleccionar tan sólo una de las partes blancas (baja tolerancia para no seleccionar de más) e ir a Selección > Similar. Vemos cómo automáticamente se seleccionan todas las partes con características similares (zonas blancas de gama tonal dentro de la tolerancia marcada).
 
 
Ya conocemos la herramienta más básica de selección que nos permitirá realizar trabajos sencillos de retoque y montaje. En próximos tutoriales veremos cómo seleccionar elementos más complejos y cómo realizar fotomontajes realistas.