Restaurar y colorear una fotografía antigua con Photoshop

Restaurar y colorear una fotografía antigua con Photoshop
22 Oct 2012
RESTAURAR
En este sencillo tutorial vamos a ver cómo restaurar una foto antigua que presenta rascaduras, zonas sin información y algo de ruido. Posteriormente la colorearemos con Photoshop.
 
Vamos a comenzar eliminando las rascaduras. Para ello utilizaremos fundamentalmente la herramienta Pincel corrector. Esta herramienta funciona de manera similar al tampón de clonar, pero fusionando los píxeles clonados con los de destino, de manera que la transición resulta muy suave.
 
Con la herramienta pincel corrector -en mi opinión la más cómoda y precisa para este caso- iremos corrigiendo las zonas afectadas. Para ello, debemos –con la tecla ALT pulsada- establecer la zona que vamos a clonar, acto seguido, soltamos la tecla ALT y pasamos el pincel corrector por la zona de rascaduras.
 
 
Para trabajar bien es importante tener en cuenta algunas cuestiones:

- En primer lugar, podemos alternar las herramientas tampón de clonar y pincel corrector en las zonas que lo precisen. Si necesitamos CREAR nuevos píxeles inexistentes en una zona amplia deberemos usar el tampón de clonar, mientras que si queremos FUSIONAR O DISIMULAR pequeñas imperfecciones usaremos el pincel corrector.

- De igual manera, es fundamental elegir bien la zona que vamos a clonar; en términos generales, cuanto más similar sea mejor resultado obtendremos, por lo que es interesante estar constantemente tomando nuevas muestras con ALT.

- Además, es muy importante no mezclar zonas de píxeles con mucha diferencia de contraste para evitar que nos aparezcan manchas (recordad que esta herramienta fusiona píxeles).

- Finalmente, una última consideración. Deberemos siempre regular el diámetro del pincel según la zona que estemos tratando para optimizar resultados y evitar manchas.

La complejidad del proceso variará según el nivel de desgaste de la fotografía, pero en términos generales con esta herramienta se obtienen resultados muy buenos.
Una vez “limpia” de rascaduras, podemos pasarle un filtro para eliminar el ruido. Uno sencillo y bastante controlable el Filtro > reducir ruido. Si vamos a aplicar dicho filtro (opcional) debemos tener en cuenta los parámetros Conservar detalles y Enfocar detalles, que son los que van evitar que nuestra foto quede totalmente desenfocada. Unos parámetros como los de la fotografía nos permiten eliminar cierto nivel de ruido sin afectar al enfoque de la fotografía.
 
 
Una vez eliminado el ruido vamos a enfocar algo más la imagen. Normalmente las fotos antiguas aparecen bastante desenfocadas y faltas de contraste. Para ello vamos a aplicar un pequeño truco:
 
- Capa > Duplicar capa.
- En la nueva capa aplicamos un Filtro > Otro > Paso Alto.
- En opciones de fusión de capas elegimos Luz Suave (si queda demasiado contrastado no tenemos más que reducir un poco la opacidad de la capa superior).
- Capa > Acoplar imagen
 
 
 
Para terminar de restaurar podemos hacer un ajuste global de niveles si procede.
 
COLOREAR
Vamos a ver cómo colorear una imagen de forma sencilla y profesional. Este truco puede aplicarse igualmente a una fotografía en color que deseemos retocar.

Comenzaremos seleccionando una de las partes a colorear, por ejemplo, el rostro. No es necesario que la selección sea muy precisa, luego ya la retocaremos.

Una vez hecho esto aplicaremos una nueva capa de ajuste de Tono/Saturación. Podemos hacerlo desde la paleta capas, o bien desde Capa > Nueva capa de ajuste > Tono/Saturación. Una vez aplicada, marcaremos la casilla colorear (muy importante) y ajustaremos los valores a nuestro gusto.

 
 
Si utilizamos esta técnica es muy importante conocer dos de sus ventajas:

- Las capas de ajuste son editables. Esto significa que en cualquier momento, si pulsamos sobre la capa de ajuste en la paleta capas, accederemos al menú de ajustes con los valores que previamente habíamos configurado. Basta con modificarlos para que nuestra fotografía cambie.

- Podemos añadir o eliminar zonas en nuestras capas de ajuste. Con la herramienta pincel y el color frontal en blanco podemos literalmente pintar el ajuste que hemos configurado en la capa de ajuste. Igualmente, con el color frontal negro y la herramienta pincel podemos borrar el ajuste en las zonas que no nos interese (en nuestro caso, por ejemplo, los ojos y los dientes).

Ahora solamente nos queda repetir el proceso en cada uno de los elementos de la fotografía que queramos colorear. Para ello, debemos volver a la capa inicial de nuestra foto, hacer la selección y aplicar la capa de ajuste.