Rejuvenecer un rostro con Photoshop

Rejuvenecer un rostro con Photoshop
07 Ene 2013
En este tutorial vamos a aprender a retocar un retrato con intención de rejuvenecer o eliminar imperfecciones. Es una técnica que se utiliza mucho en publicaciones de sociedad y moda, aunque también resulta una práctica muy divertida para aficionados.
 
Bien, para comenzar empezaremos “limpiando” la cara de arrugas e imperfecciones. A mí me gusta utilizar el pincel corrector puntual, que podemos encontrar en la barra de herramientas. Este pincel funciona similar al tampón de clonar pero fusiona los píxeles de forma que quedan muy uniformes.
 
 
La idea es eliminar las arrugas más profundas pero sin borrar las líneas de expresión. Trabajaremos sobretodo la parte de la frente y los ojos.
 
El siguiente paso es el más delicado. Vamos a suavizar la piel y a disimular las arrugas de expresión (especialmente las de la boca). Para ello debemos duplicar la capa y aplicarle un Desenfoque suavizado. La idea de esto es conseguir una piel más uniforme, como maquillada. Los valores del desenfoque varían según la resolución y tipo de foto, debemos lograr difuminar manchas y arrugas sin borrar del todo la expresión de la cara.
 
 
El siguiente paso es invertir el orden de las capas, de forma que la que está desenfocada quede debajo (oculta de momento). Ahora, con la herramienta borrador al 20-30% de opacidad y en la capa superior, iremos borrando las zonas que queramos rejuvenecer, evitando ojos, pelo y labios sobretodo. Podemos pasar el borrador varias veces por la zona hasta obtener el efecto deseado. Una vez finalizado el proceso acoplaremos la imagen para seguir trabajando.
 
Ahora eliminaremos algunos signos de edad haciendo más firme el rostro. Para ello utilizaremos Filtro > Licuar. Se trata de una herramienta muy completa que sirve para deformar determinadas zonas de la imagen. Se pueden lograr efectos muy divertidos pero también podemos rejuvenecer notablemente un rostro. En este caso utilizaremos las herramientas mover, fruncir e hinchar.
 
Con las herramientas mover y fruncir reduciremos el volumen del rostro disimulando la piel colgante de pómulos y cuello. También podemos rectificar la expresión de ojos y boca, que suele endurecer mucho los rostros. Con la herramienta hinchar modificaremos, si procede, el volumen de ojos y labios para lograr un aspecto más juvenil.
 
 
Una vez terminado el proceso de “cirugía” aceptamos y volvemos a la interfaz normal de Photoshop. Para finalizar, duplicamos de nuevo la capa y le aplicamos Filtro > Otros > Paso alto con valores entre 5 y 10. Ahora, desde la paleta Capas y con la capa superior (la del efecto) seleccionada cambiaremos el modo de fusión a Luz suave. Con esto conseguimos un enfoque muy bueno de la imagen que compensa todas las modificaciones que ha recibido en los pasos anteriores.
 
Finalmente acoplamos la imagen y ya lo tenemos.
 
 
Si prefieres, puedes ver el videotutorial: