Aplicar texturas con Photoshop

Aplicar texturas con Photoshop
17 Dic 2012
En este tutorial de diseño vamos a explicar cómo mapear una fotografía con una textura en Photoshop. Se trata de un sencillo proceso con el que obtendremos resultados muy interesantes.
 
Una vez abierta la fotografía (vamos a abrir una foto guardada, no utilicemos copiar y pegar), lo primero que tenemos que hacer es “limpiar” la foto, es decir, vamos a dejar únicamente las partes que nos interesan. Lo recomendable es dejar únicamente el recorte, sin fondo, para facilitar el trabajo posterior.
 
 
Ahora vamos a desaturar la imagen en Imagen > Ajustes > Desaturar y la guardamos en formato .psd.
El siguiente paso es colocar la textura que queramos mapear en una capa por encima de la que contiene nuestra figura. Con esta capa seleccionada vamos a aplicarle Filtro > Distorsionar > Desplazamiento y dejamos los valores por defecto (10 px en horizontal y vertical / escalar para ajustar). Una vez aceptamos, aparecerá un menú emergente que nos pide un archivo. Aquí seleccionamos el archivo .psd que hemos guardado anteriormente y aceptamos.
Ahora, seleccionamos en modo de fusión de capa Superponer y vemos cómo se fusiona la textura con la figura adaptándose a su forma.
 
 
Finalmente, vamos a eliminar las partes de la textura que no nos interesan. Podemos borrar directamente, pero al ser un proceso bastante delicado vamos a realizarlo con una máscara de capa, que nos permitirá ir borrando y añadiendo según nuestras necesidades. Para ello nos situaremos en la capa superior e iremos a Capa > Máscara de capa > Ocultar todo. Vemos cómo desaparece la textura.
Lo que vamos a hacer a continuación es “pintar” las zonas que nos interesan. Para ello utilizaremos el pincel (debemos asegurarnos de seleccionar blanco como color frontal). Iremos repasando las zonas de chapa con el pincel y evitando tapicería y complementos.
 
 
Otra posibilidad es pintar toda la capa de blanco con el bote de pintura y con el pincel (color negro frontal) ir borrando lo que no nos interesa.
 
Una vez mapeado vamos a darle los últimos toques de realismo. Con el pincel de historia vamos a rescatar las zonas que nos interesan.
 
Para ello abrimos Ventana > Historia y, en la parte superior de la paleta activaremos la casilla de verificación situada a la izquierda de la miniatura. Esto nos va a permitir, con el pincel de historia, rescatar zonas de la foto original en ese punto del proceso. Ahora sí, seleccionamos el pincel de historia en la barra de herramientas y vamos pintando las zonas a las que nos interese devolver el color (parachoques, zonas metalizadas, matrícula, etc.)
 
 
Finalmente realizamos los ajustes de brillo, saturación, niveles, etc que convengan y ¡ya lo tenemos!